domingo, 14 de marzo de 2010

Jordi Sierra i Fabra: "Tengo que devolver a los niños la energía que les quito"

El premio Premio Barco de Vapor 2010 ya tiene nuevo dueño: Jordi Sierra i Fabra. Era el único premio de su campo que no había ganado todavía, pero al fin dio con él en esta 32ª edición de la gala SM, gracias a una historia que él mismo define como "muy bonita, muy romántica y muy “Jordi”. Tuve el placer de entrevistarle, minutos después de que recogiera su premio. Aquí os dejo algunos fragmentos de su entrevista.

- Tanto Ricardo Gómez como usted han coincidido en escribir una historia de amor. ¿Es algo que están pidiendo los lectores?
Yo pienso que no es coincidencia. Ambos somos unas personas muy emotivas, es verdad. Pero por otro lado influye cómo está el mundo, siempre las mismas guerras por las mismas tonterías. Estamos hartos de crisis, de políticos, de que nos mientan… ¡tantas cosas! –exclama, muy serio-. Yo veo a los niños y pienso que un poco de amor y romanticismo nunca están de más. Los sentimientos son lo único que no cambia con el tiempo. Nos seguimos enamorando igual. Por tanto, un libro con sentimientos sigue siendo válido, siempre y cuando esté bien escrito y no se caiga en lo cursi.

- Una historia de amor para un premio para niños… curioso, ¿no?
¿Quién no se enamora con 12 ó 13 años? ¡Yo debuté con cuatro años! –se ríe-. Fui muy precoz, pero por mi tartamudez no podía decirle a una niña que me gustaba.

- ¿Es consciente de que es uno de los autores más queridos? ¿Es una responsabilidad?
Ahí discrepo –dice convencido-. Me he ganado un respeto después de 40 años de escribir pero yo sé que despierto tantos odios como amores. Amores porque la gente que me respeta y me lee sabe de mi pasión por escribir, pero también hay gente que piensa que escribo demasiado. En este país la envidia es un mal endémico; cogemos a gente, la encumbramos y luego le tiramos piedras. Llámese Almodóvar con la academia de cine, llámese Sierra i Fabra como escritor.
Cuando hago un libro es imposible que le guste a todo el mundo por igual, pero hay que respetar el trabajo de un hombre que lleva toda la vida escribiendo libros y que dentro de poco va a publicar el número 400. ¿Estoy loco? No. Es que me gusta escribir. (...)

- Piensa donar el premio a la Fundación Sierra i Fabra. ¿Cuál es su balance?
Todo lo que tengo hoy en día va a la fundación. El balance es muy positivo. En 2007 atendimos a 108.000 jóvenes en Colombia, 90.000 en 2008. (...)
Pero ojo –recuerda Sierra i Fabra, sonriendo- ¡no soy ningún santo, soy una persona normal y corriente! Con poco se hace mucho, la gente cree que hace falta ser rico. ¡Yo no soy rico! Pero vivo bien, tengo de todo… no me interesa cambiar el coche, ya tengo uno. No me siento diferente a los demás, pero estoy con niños, me leen, viajo y les veo; debo devolverles la energía que les quito, eso es todo.

Jara Santamaría.
Entrevista completa en Culturamas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

UA-11417039-1